El top 7 del MWC2017 sin haberlo pisado

El top 7 del MWC2017 sin haberlo pisado

Aquí están las 7 presentaciones que te perdiste en el Mobile World Congress de Barcelona la semana pasada. Y asumimos que no fuiste porque la entrada más barata costaba 799 euros y con ella tampoco podrías haberte enterado de mucho porque la que permitía ver las conferencias ya se iba a 2.199, además de las Gold y Platinium por 2.699 y 4.999 respectivamente. Ve a cualquier página de noticias de tecnología para que te expliquen hasta el nombre de pila del que puso el tercer chip del Samsung nuevo, o sigue leyendo para ver en resumen por qué la semana pasada estabas mejor en tu casa con 800 euros más.

7. Alcatel A5 LED
Divertido, barato y customizable. Si te la trae al pairo tener el móvil más potente, entérate dónde venden Alcatel y entra bailando para que sepan que buscas el A5 LED. La marca china no está muerta, está de parranda con un móvil con un reverso lleno de luces leds personalizables que también se puede cambiar por un altavoz bastante bestia e incluso por una batería extraíble. A ver, y tiene un procesador de ocho núcleos, pantalla de 5,2 a 282 píxeles por pulgada, 2 gigas de RAM y 16 de almacenamiento más ranura para SD, que tampoco es sólo lucecitas y soniditos. Y lo mejor de todo, sólo cuesta 199 euros. Exacto, para festivales es lo mejor.

Semejante fiesta sí un móvil distinto. Vía Alcatel-mobile.com

Semejante fiesta sí es un móvil distinto. Vía Alcatel-mobile.com

6. Samsung Galaxy Tab S3
Con el mismo grosor que un iPhone 6, con una pantalla de 9,7 pulgadas en 429 gramos. La Tab S3 sólo tiene un tamaño, pero cada vez más utilidad: le han añadido el Game Launcher de los Galaxy S7 y A5 de plataforma de juegos, el Vulkan API para que los gráficos te vuelen la cabeza, y AKG Harman en cuatro altavoces quad-stereo para que tengas que bajar el volumen. Por lo demás, lector de huella, 6.000 miliamperios con carga rápida de batería, vídeo 4K, y puerto USB-C. Ya viene con Android Nougat, y se convierte en la tablet con el androide verde más potente que hemos visto y veremos en un tiempo.

5. Lápiz Staedtler Noris Digital
Rudimentario por fuera, tecnologizado por dentro. Que el mítico lápiz amarillo y negro estuviera presentado junto a las nuevas tablets de Samsung era lo suficientemente llamativo para que te tuvieras que pegar la cara a la vitrina y ver que no es de madera ni hay que sacarle punta. Staedtler aprovecha su 50 aniversario en España para colaborar con los coreanos con este S Pen que pesa lo mismo y tiene el mismo tacto y proporciones que el lapicero que dejamos atrás para pasarnos a las teclas y pantallas. La manera más vintage de digitalizar dibujos en una Galaxy Tab S3 que aún no ha salido. Welcome back!

Os presento el futuro: un lápiz. Vía sammobile.com

Os presentamos el futuro: un lápiz. Vía sammobile.com

4. Carga rápida Super mCharge de Meizu
Los chinos han apostado esta ocasión por una innovación que ruborizaría al electricista de tu barrio. El Super mCharge recarga una batería de 3000 miliamperios en menos de 20 minutos. Han puesto un chip conector del móvil que soporta hasta 55 vatios y le han enchufado un cable que permite pasar hasta 120 vatios (además de datos). Otra ventaja sobre los otros que osaron estas especificaciones es que Meizu prometen una durabilidad de 800 ciclos de carga con una pérdida máxima de capacidad del 20%, lo que a una carga diaria serían algo más de dos años a un 80% de la eficiencia de la batería nueva. Para que oigamos menos que “es que el móvil este ya no me carga nada”, o por lo menos lo oigamos más tarde.

3. LG G6
El smartphone del plato fuerte lo sirve LG. No están a gusto con su puesto en el mercado y quieren soplarle la nuca a Apple y Samsung, por eso han hecho el G6. Se han dejado de teléfonos modulares y, como apuesta, han puesto bastantes fichas a caballo entre diseño y funcionalidad. La pantalla, llamativa por ser el doble de alta que de ancha, cubre casi todo el frontal y todo está encajado en un marco metálico cuya forma, dicen, evita roturas por caídas y es comodísima para tener 5,7 pulgadas la mano. Mucha potencia, 4 gb de RAM, aunque los pillines de Gualcomm ha retrasado sospechosamente su último procesador de manera que podrá montarlo el Galaxy S8 y no los móviles presentados en este MWC. Cámara trasera doble, una con más angular y una con más apertura para captar más luz. 3.300 mAh con carga rápida para decir que se avanza en el tema baterías. Aguanta un chapuzón rápido pero no es submarinista. Aguanta el peso del congreso mundial de móviles 2017 pero no es un smartphone revolucionario.

2. Conexión 5G
Ya se había jugueteado con las redes 5G en otros eventos, pero esta vez digamos que había un poco de Mobile World Congress en el 5G. Prácticamente todas las marcas se adjudicaban un poco del pastel, y es que la verdadera utilidad de esta velocidad es más prometedora de lo que parece. No nos quedamos en que podremos ver fotos y vídeos más rápido, cosa que no llegaría a ser ni noticia; sino que supone una mejora que multiplica por 25 la eficiencia de las redes de las compañías telefónicas y las acerca a ofrecernos 4 palabras que nos harán saltar alguna lagrimilla: tarifa de datos ilimitada. ¿Qué? Ahora sí que estamos a tope con el 5G, ¿eh? Y es sólo una de las ideas, pero también permitiría tráfico de paquetes de datos enormes que harían posibles aplicaciones como el emisiones de vídeo 360 4K en directo, control de coches autónomos o, directamente, el no almacenamiento local y tener todos los archivos en la nube.

1. Nokia 3310
Las estrella del congreso. Y como las estrellas del cielo cuya luz viene de hace miles de años, la de esta proviene de hace una eternidad, de cuando los móviles aún no se habían hecho con el control de la humanidad. Precisamente por eso ha triunfado, porque la nostalgia y la austeridad tecnológica han pedaleado más rápido que los bólidos innovadores. Una acción de marketing sin pantalla táctil, sin teclado qwerty, pero con un navegador de Internet básico, cámara de 2 megapíxeles y vein-ti-cin-co dí-as de batería. No es tan robusto como el original ni mantiene demasiado el diseño primitivo pero costará menos de 50 euros (recordemos que el original salió por 15.000 pesetas – 90 euros) y, lo más importante del mundo, tendrá el Snake.

Hemos visto remakes mejores, pero tiene su gracia. Vía Nokia.com

Hemos visto remakes mejores, pero tiene su gracia. Vía Nokia.com

Vale, es un congreso profesional, y esperamos que entre ellos hayan aprendido y estrechado lazos para que a nosotros nos hagan mejores móviles, que es la supuesta utilidad de estas carísimas mega-reuniones. Cuando los gigantes del sector se unen, todo se tinta de la suficiente corporatividad para que reine el buen rollo, pero la suficiente competitividad para que no haya acuerdos conspiranoicos para dominarnos a todos. Saquemos en claro que sí ha habido avances, sean lentos o demasiado optimistas, que acabaremos disfrutando y que se han forjado aquí, aunque no nos acordemos de que lo vimos en un blog que hateaba un poco los avances tecnológicos.

Comentarios

Comentarios